1.5 MD y una hija con autismo, después de una vacuna…


Por primera vez en E.U. queda demostrado que las vacunas son la principal causa de el aumento indiscriminado en los casos de niños con autismo. Los padres de Hannah Poling, recibirán 1.5 millones de dólares como indemnización al demostrarse que la causa del autismo de su hija fue la inyección de una vacuna.

Hannah fue descrita como una niña normal, feliz y precoz en los primeros 18 meses de vida. Después, en julio del año 2000, recibió la vacuna que marcaria su vida para siempre, una sola vacuna contra nueve enfermedades, sarampión, paperas, rubeola, polio, varicela, difteria, tosferina, tétano y Haemophilus influenzae.

De ahí, su salud declinó rápidamente. Desarrolló altas fiebres, dejó de comer, no respondía cuando se le hablaba, empezó a mostrar signos de autismo, y empezó a tener ataques de gritos en 2002.  Los padres de Hannah interpusieron una denuncia por autismo en la corte federal de vacunas.  Cinco años después, el gobierno finalmente hizo un arreglo antes del juicio y selló el expediente.  Ha tomado más de 2 años que los dos lados acuerden cuánto se compensará a Hannah por sus daños.

El incremento de autismo en el mundo es alarmante y ahora queda comprobado que en la mayoría de los casos es causado por a las vacunas que nos ponen desde temprana edad, ya son uno de cada 110 menores en el mundo los que desarrollan autismo o nacen con el. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, sus siglas en inglés) de Atlanta (EEUU) acaban de publicar un documento que constata que los afectados por los Trastornos del Espectro Autista (TEA) se han incrementado en un 600% en las últimas dos casos décadas.

 Pero si la mirada se vuelve mucho más atrás en el tiempo encontramos que, en 1975, había sólo un niño autista por cada 5.000 menores.

El trabajo del CDC respalda, además, que la enfermedad es más frecuente en el sexo masculino que en el femenino. De hecho, las estadísticas federales muestran que la prevalencia de TEA creció un 60% entre los niños desde 2002, en comparación con el 48% entre las niñas.

Pero tan notable aumento, según desvela el informe, no es sólo fruto de un mejor conocimiento de estos trastornos y de su mejor diagnóstico. “Cuando se ve un crecimiento de este tipo, hay que pensar que se trata de un problema ambiental”, dice el doctor Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental (NIH), sus siglas en inglés y presidente del Comité de Autismo de esta institución.

Pero mi humilde opinión es que el aspecto “ambiental” tan solo es uno de los factores que han desencadenado esta “pandemia” de autismo en el mundo, con todos los químicos que nos rocian desde el aire (Chemtrials), todos los químicos que ponen en nuestra comida, que ponen en nuestra agua, que ponen en nuestra ropa y todavía se toman la molestia de inyectarnos mas veneno directamente a la sangre…

Anuncios

One Response to 1.5 MD y una hija con autismo, después de una vacuna…

  1. Joe dice:

    Pronto sabremos mas sobre esto, sobre los quimicos que utilizan y sobre sus efectos secundarios…saludos mi buen amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: